Corriendo por el campo

Hola!!!

Vaya, vaya… cuantos comentarios tengo estos últimos días. Me gusta que alguien opine sobre lo que cuento ^-^.  Hablar solo era un poquito rollo, porque si nadie me contestaba, no sabía si mi nueva cabecera ( por poner un ejemplo) era gusto de mis visitantes ^-^.

Ayer me fui con mi familia al campo. Era un sitio que llegamos tras un ratito en el coche que yo iba mirando por la ventana ( por lo visto mi buen amigo, Clas, ladraba a unos toros que hay en las carreteras. La verdad es que no me he fijado en que hubiera toros en las carreteras… tal vez, porque no sé que es un toro Xd) . Allí, tras una pequeña conversación entre mis padres si me soltaban o no, mi padre me soltó y pude correr libremente. Mi madre estaba preocupada porque decía que no era como Clas ( siempre seré comparado con él… Pero bueno, me gusta saber que antes otro compañero tuvo la maravillosa suerte de estar con mi familia, y que era un miembro importantísimo de la familia, como espero ser yo también) y es que la verdad, no atiendo mucho a cuando me llaman. Además divise a unos cuantos metros de mí, a una pareja… pero bueno, no era eso lo que me atraía… sino que llevaban en una cosa de plástico, una barra de pan… Uhm… Uhm… se me hacía la boca agua, estuve a punto de lanzarme a por mi premio, … jaja…. pero creo que les pegaría un susto de muerte Xd.

Finalmente me hicieron que me acercara a ellos, y fue cuando me cogieron otra vez con la correa. Lo malo que al empezar otra vez a andar , me molestaban las patas al andar, y es porque tenía algo clavado en mis patas… por suerte, entre toda la familia me lo pudieron quitar… pero no fue suficiente, no… no. Cuando regresamos a casa, tuve sesión de “pedicura” ( no sé que es eso, pero eso decía mi madre ) , lo que sé es que me hurgaban en las patas buscando unas cosas llamadas espigas ( no tengo ni idea de que es, pero su nombre no es muy bonito, que digamos. Y es más, algunas al quitarmelas me hacían dañito… y yo temblaba… me da miedo, vale? no puedo tener miedo … sé que no me hacen perrerías, pero eso no quita que pueda tener miedo). Ah! las dichosas ” ortigas”, dichosas… se me engancharon por las patas….

Caminamos por el pueblo… ah! y se me iba a olvidar contarlo… que cabeza la mía!. Pude entrar en una especie de ” galería” ( creo que así lo llamaron) porque mi padre quería verlo, pero como en este país en el que vivimos no pueden entrar los perros a casi ningún sitio… pero lo extraño es que el hombre de la puerta, dijo que yo también podía entrar. ( Si te soy sincero, no sé que demonios había en esa exposición, lo único que sé con certeza, es que no me tuve que quedar con un miembro de mi familia, esperando en la calle.

Pero lo malo fue a la hora de la comida…. Solo recordarlo, me dan ganas de gritar!! , bueno, tampoco tanto… pero es que por que me dejan en el coche mientras se van a comer ( sí, sí… que me comería todo lo que tuvieran en la mesa, mi familia, y la de los vecinos, pero haría que el restaurante ganara una pasta, porque no me llenaría… aunque ahora soy un tanto selectivo con la comida, así que podría ser un buen juez de comida Xd) y eso, bueno… seré sincero, no me gustó nada. No me gustan que me dejen solo… yo quiero estar acompañado, y ya de paso, picar algo de algún plato Xd. Pero bueno, fue una buena salida.

Son

Anuncios